Comunicado frente al proceso de designación de rector de la Universidad Nacional de Colombia (2015-2018)

crear-poder-estudiantil1

Para descargar: Click Aquí
Para leer en ISSUU: http://issuu.com/accionlibertariaestudiantil/docs/comunicado_frente_al_proceso_de_des

Hoy la Universidad Nacional de Colombia vive un nuevo proceso electoral, esta vez por cuenta de la coyuntura de designación del rector del claustro para el periodo 2015-2018. Como de costumbre, los medios comunicativos oficiales de la Universidad publicitan el proceso, personajes públicos y eminencias anónimas reviven el debate sobre la actual situación educativa y el porvenir de la universidad pública, y la comunidad universitaria se debate entre la indiferencia y la inquietud ante el evento. Una vez más el proceso se ve viciado por las restricciones y controles autoritarios presentes en el antidemocrático marco de la actual estructura universitaria, donde las decisiones estratégicas las toma el gobierno nacional, hoy en cabeza de Juan Manuel Santos, gracias a su mayoría simple en el Consejo Superior Universitario (CSU), tanto en la voz de las[1] delegadas directas del presidente de la república como en la del Ministerio de Educación Nacional (MEN).

Así, por su propia estructura burocrática y legal, las directivas universitarias han reducido la consulta virtual, que se realizará el próximo miércoles 18 de marzo de 2015, a una prueba menor de pre-selección de candidatos, tan nimia como la evaluación de hojas de vida, pues donde finalmente recaen las facultades de decisión es en el CSU, en el que las protagonistas de la vida universitaria, como las profesoras y estudiantes, se ven marginadas y sub-representadas o abiertamente excluidas como es el caso de las trabajadoras. Mientras tanto, aquellas que participan a nombre de la burocracia universitaria, presas del hipócrita carrusel del “yo te nombré, tú me nombrarás”, que en otros ámbitos escandaliza al país, aceptan su subordinación a las directivas presidenciales del Santismo y su política coherente y sostenida de profundización del neoliberalismo en el campo de educación, política que conduce a la universidad pública en general y la Universidad Nacional en particular a la situación de crisis multidimensional que hoy padece.

Frente a la actual estructura universitaria autoritaria y vertical, reconocemos la importancia de continuar y radicalizar las banderas de la Reforma Universitaria de Córdoba[2], luchando por una nueva organización universitaria, bajo la dirección colectiva de estudiantes, profesoras y trabajadoras, con independencia política real frente al gobierno nacional. Pensamos que las tareas prioritarias para conseguir los fines de esta lucha, con independencia si se decide participar o no en la consulta, son las de arreciar los procesos de construcción de poder estudiantil desde las bases a partir de la práctica cotidiana de la democracia directa y deliberante, y la opción por construir organización gremial unitaria y combativa a nivel local, de facultades, sedes y a nivel nacional. La reanudación de los esfuerzos por avanzar hacia una unidad multisectorial continua, real y vinculante entre las trabajadoras, profesoras y estudiantes hacia dentro de la universidad y hacia afuera entre la comunidad universitaria y los sectores sociales y populares; así como la continuación de la doble lucha por la financiación plena de la educación pública por parte del Estado con miras a concretar la Educación Superior como derecho social gratuito, universal y de excelencia, y la autonomía universitaria buscando construir una universidad realmente auto-organizada por sus estudiantes y trabajadoras, y puesta al servicio de las aspiraciones, las necesidades y los intereses de los pueblos de la región y el mundo.

De esta forma antes, durante y después del 18 y el 25 de marzo, nuestra decisión es por la organización práctica y cotidiana de un poder estudiantil y universitario radicalmente democrático, capaz de contrarrestar y vencer a través de la lucha y la autogestión el poder del gobierno y la burocracia universitaria. En la actual coyuntura seguimos construyendo Consejos Estudiantiles de base, proponiendo un Congreso Universitario desde abajo y la construcción de una Federación Estudiantil unitaria para la lucha.

¡Con lucha y organización, educación para la liberación!
¡Arriba las que luchan! 

Acción Libertaria Estudiantil (ALE)
Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá

Marzo 2015

[1] El uso del femenino es intencional. Hace alusión al concepto no sexista de personas, que preferimos frente al concepto individuo, históricamente vinculado a los hombres y la cultura patriarcal.

[2] Co-gobierno estudiantil, autonomía universitaria, libertad de cátedra, extensión universitaria y compromiso social, unidad obrero-estudiantil, entre otras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s