Líneas Estratégicas

El camino que proyectamos en el tiempo para el desarrollo de nuestra apuesta política se expresa en diferentes líneas estratégicas de acción que componen todo un proyecto común, que es real y viviente en la medida en que sus militantes la moldean en la lucha diaria, y que a través de las victorias alcanzadas se va haciendo cada día más verdadero para las de abajo. Presentamos las siguientes líneas como puntos base a la hora de armar el conjunto de nuestra estrategia:

  • Trabajo Organizativo de Base, como uno de los pilares fundamentales de nuestra organización. Lo entendemos como una apuesta por construir procesos gremiales permanentes y fuertes, que estimulen la deliberación política y la construcción colectiva de los actores implicados en los espacios sociales en los que trabajamos, posibilitando el desarrollo de una fuerza social diversa y amplia que pueda generar alternativas de construcción que partan de las realidades locales hacia los espacios más generales. Buscamos constantemente que los procesos de base –en este caso los estudiantiles- sean los protagonistas a la hora de levantar las luchas que nuestro sector ha de emprender. En este sentido, definimos como elemento central de nuestro hacer, la construcción, promoción y aporte a los espacios gremiales, buscando construir un liderazgo colectivo que teja nuevas relaciones entre los sujetos y que promueva prácticas libertarias como la horizontalidad, la autonomía y la igualdad en cuanto a la participación de cada persona dentro de los procesos.
  • Construcción de Poder Estudiantil para el Poder Popular, entendido desde un ámbito antiautoritario. Nos recogemos dentro de esta propuesta que ha sido parte identitaria y proyecto de construcción de diversas expresiones organizativas libertarias en América Latina. Se trata entonces de reconocer la necesidad de construir otro poder que sea ejercido por las oprimidas, quienes históricamente han tenido la potencialidad de conducir directa y colectivamente cada campo de la vida social; potencialidad que ha sido negada incluyendo la misma posibilidad de decidir sobre sus propias vidas y territorios.En este sentido no se trata de una alusión a la toma del poder o a la construcción jerárquica de un proyecto aparentemente transformador. Por el contrario, se trata de potenciar y desarrollar una fuerza social desde abajo, partiendo desde cada uno de los espacios en donde se halla el pueblo trabajador en disputa; ejemplo de ello son las Instituciones Educativas; por lo que levantamos la consigna de construir Poder Estudiantil para acrecentar el Poder Popular, que en otras palabras implica fomentar el control directo y autónomo de los espacios educativos por parte de las estudiantes junto con profesoras y trabajadoras, aportando así a la cimentación de un polo que sustente y permita el avance de los proyectos de transformación social.
  • Unidad estudiantil democrática. Reconocemos la unidad de las estudiantes como garantía y condición necesaria para dotar de fuerza y contundencia las luchas que como sector definamos desarrollar. En ese sentido, apostamos por la creación de escenarios de organización estudiantil en niveles generales, que se enriquezcan con la diversidad de perspectivas y sean movidas por el debate abierto y el hacer mancomunado. Por eso, proyectamos impulsar desde los espacios locales la consolidación de Federaciones Estudiantiles basadas en la democracia directa, que confederadas entre sí, constituyan una organización unitaria entre las estudiantes colombianas de los distintos niveles escolares (secundaria, técnica, tecnológica y universitaria) con perspectivas a reconstruir desde abajo un movimiento regional e internacional unitario, lo que implica partir de la radical democratización de los escenarios de articulación internacional.
  • Unidad multisectorial. Partimos del hecho de afirmar que la lucha estudiantil a pesar de contener dentro de sí una potencia increíble, capaz de levantar coyunturas y oleadas de rebeldía que han marcado hitos importantes en la historia de la humanidad, no es suficiente para llevar a cabo una transformación social que dé paso a una sociedad libre donde la explotación económica y la dominación social no tengan cabida. Por lo anterior, forjar la unidad entre las estudiantes y otros sectores en lucha como la clase trabajadora, las campesinas, las indígenas, las negras, las mujeres y disidentes sexuales, los movimientos ecologistas y de liberación animal, y las luchas de liberación nacional, es fundamental para potenciar la lucha popular con un carácter clasista en nuestro territorio; buscaremos aportar desde nuestra especificidad, forjando y participando en escenarios comunes para la construcción de un movimiento popular articulado y sólido. En otras palabras, construir un pueblo fuerte.
  • Creación de un proyecto político libertario. Como organización de tendencia reconocemos la importancia de construir una identidad propia, que aprendiendo de la diversidad de expresiones libertarias en el mundo y en nuestro territorio, nos permita consolidar un proyecto nuestro, movido por principios libertarios pero enraizados en las realidades concretas que vivimos. En este proceso entendemos que no estamos solas y que compartimos caminos con compañeras que desde otros lados han apostado por hacer real un proyecto libertario en permanente construcción. Asimismo, hemos reflexionado sobre la importancia de aprender de otras compañeras y procesos que han luchado y todavía luchan por otros mundos posibles, aprendiendo y dando apertura a un diálogo en el trabajo mismo con otras perspectivas sin perder nuestro caminar propio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s